Esquí náutico y Wakeboard

Un deporte apasionante


Como todo deporte, el esquí náutico requiere de una preparación física importante. ¿Qué es el esquí náutico?

Como su propio nombre indica, es un deporte de agua, donde una persona se ubica sobre unos esquíes y es arrastrada mediante una cuerda por una lancha o moto de agua.

Es un deporte acuático realmente espectacular para los amantes de la velocidad y el mar. Es necesario entrenar a fondo y tener una buena forma física.

El Wakeboard es una variante del esquí náutico, en el que los esquís se reemplazan por una tabla. Es el equivalente al snowboard, pero trasladando la localización al mar.

Es un deporte complicado para los principiantes, ya que es necesario deslizarse a una cierta velocidad y mantener el equilibrio resulta complicado al principio. Pero como todo deporte, si sigues practicando ganarás destreza y lo disfrutarás a fondo.

Os dejo un par de vídeos para que veáis en qué consiste el esquí náutico y lo espectacular que puede llegar a ser:

¿Te animas a participar en este deporte?

Antes de nada, recuerda que es necesario tener cierta preparación física. No necesitas ser un portento, pero si tener cierto entrenamiento. Si quieres ir preparandote, lo primero es realizar ejercicios de cardio para mejorar nuestro aguante físico general. Esto es muy sencillo, lo básico es comenzar entrenando saliendo a correr varios días por semana. Si vives en zonas de mal clima, hay otras opciones para entrenar:

El siguiente paso es tener cierta flexibilidad. Esto es imprescindible. Así que si todavía no te mueves, ¡no esperes más! Realiza estiramientos a diario, practica pilates, o símplemente descarga una tabla de ejercicios para aumentar la flexibilidad de tu cuerpo y articulaciones.

En cuanto a fuerza, este deporte exige que trabajes biceps, hombros y piernas. Sin tener cierta fuerza te resultará más complicado mantener el equilibrio, y más aún hacer esos movimientos espectaculares que hacen del esquí acuático y el Wakeboard algo mágico.

¿Donde encontrar equipación para esquí náutico y Wakeboard? En algunas tiendas especializadas. Si no vives cerca de una siempre puedes acudir a grandes superficies deportivas, como Decathlon o Forum. En las tiendas de mayor tamaño suelen tener una sección dedicada a deportes acuáticos. Lo más practico es acudir directamente y preguntar a alguno de sus vendedores.

Schall Bianca es una de las deportistas más destacadas. Esta austriaca ha destacado en numerosas competiciones, entre ellas el Open Cableski 2013 o el Grand Prix of the Cable, la copa europea de 2013.


Los mejores vídeos de Wakeboard con GoPro

Si ya tienes ganas de lanzarte al agua este verano, estos videos de wakeboard grabados con GoPro van a darte mucha envídia. ¡Los mejores momentos y acrobacias del wakeboard en vídeo!

De una forma similar al skate y snowboard, wakeboard consiste en fijar una tabla a la parte inferior de tus pies y deslizarte sobre la superficie, tratando de realizar acrobacias en el aire. A diferencia de skate y snowboard, parte de la emoción de wakeboard surge de que no conoces bien la superficie sobre la que te deslizas: las olas lanzadas desde la lancha llegan de forma rápida e imprevisible, y no sabes su tamaño ni fuerza hasta que las tienes encima. No es un circuito planificado.

En este vídeo grabado con una gopro hero 4 black, se aprecia perfectamente cómo el deportista usa la estela de la lancha para realizar sus saltos. Pura adrenalina.

Los mejores vídeos de Wakeboard


Cable Wakeboard es una modalidad en que el deportista no es arrastrado por una lancha, sino por un sistema de cableski. El resultado es mucho más espectacular, muchos lo consideran uno de los deportes extremos más atractivos.

Al no depender de una lancha, se evita el gasto que conlleva y es además más practico de organizar y poner en marcha. El Cable Wakeboard funciona con una serie de mástiles o torres en un lago o espacio con agua. El cable suspendido en el aire va girando haciendo que el participante gane velocidad y le permita circular alrededor del lago.

Es un deporte absolutamente fantástico. Esta modalidad es más económica y menos peligrosa, al no estar involucrada una lancha que arrastre al deportista. Es una modalidad perfecta para quienes desean iniciarse en el deporte. Y además no contamina, es más limpio, y es perfecto para practicar con los amigos.

Tiene sus diferencias con respecto al esquí náutico. La más evidente es el ángulo de la cuerda. La cuerda no nos llega desde delante (la lancha) sino desde lo alto. Este cambio permite hacer movimientos espectaculares y pasar más tiempo en el aire.

¿Cuántas personas pueden practicarlo al mismo tiempo?

De 6 a 12 personas, o incluso más. Depende de la capacidad de cada instalación concreta, y del número de cables disponibles. Pero suelen estar preparados para tener varios usuarios al mismo tiempo. Precisamente esta es la formula de popularizar el deporte y hacerlo más accesible. La desventaja del esquí náutico es que una lancha difícilmente puede arrastrar a varias personas al mismo tiempo. Pero con el Wakeboard estas instalaciones son ideales para acudir y divertirse con los amigos.

¿Dónde surgió el Wakeboard? Como no podía ser de otra forma, en Californa. Gracias a las influencias del surf y el esquí náutico surgió esta nueva modalidad. Al igual que su homólogo de la nieve (el snowboard), el Wakeboard popularizó este deporte.

Tras varias aproximaciónes, este deporte surgió en 1990, cuando Herb O'Brien construyó el primer prototipo.

Un poco más tarde, en 1994 es cuando llegaría a Europa. Surgieron varios eventos, patrocinados principalmente por empresas náuticas y de equipamiento. Los britanicos (quién si no) fueros quienes escribieron el primer libro de reglas.

El gran avance llegó en 1999. Ese año se creó un Tour en Alemania y se difundió en más de 45 canales de televisión y con apariciones en más de 100 revistas. Allí es cuando se dió a conocer de forma definitiva este deporte.

Más información en inglés, en la web de la federación internacion de Esquí náutico y Wakeboard.

¿Te animas a apuntarte al esquí náutico?

Qué dicen quienes ya lo han probado